Pseudo-interpretación antropológica

Author: B. Rimbaud / Etiquetas:

Mi vida ha sido un gran carnaval con diversidad de máscaras, multiplicadas al infinito. Según sé, Sarte dice que la existencia humana es una irremediable cadena de toma de decisiones, es decir: estamos condenados a la libertad, como dijo Agustín de Hipona.

Siendo así, mi transcurrir por el devenir no puede ser visto como otra cosa que no sea la elección de vestuario para cada ocasión. Situación tras situación puedo verme ora llorando, ora riendo, como algo exterior a mí. Las máscaras que simbolizan al teatro, bien vendría a ser signos que representasen el guión de esta pretendida tragedia. Donde la más inmensa alegría o la más desgarradora tristeza son puestas en escena tan ajenas a mí, como yo al mundo. Hasta que el tedio gaña mi vida con sus olas amargas, y en su feroz torbellino que revuelve el spleen, con lo banal y futil, arroja mi exquisito atuendo hasta que se pierde en el horizonte.

Quedo en el escenario sin ninguna idea que me mueva a la acción. Desesperado busco la máscara que en su rostro muestre todo el dolor humano posible, y no la encuentro. Mi necesidad pide un traje que tape mi desnudez y caigo en la cuenta que solo mis manos pueden ayudarme a tal propósito.

El tiempo transcurre, ya no hay tragedia solo levedad: lo que se vive sin saber porque y para que se vive; un asquio que invade mis entrañas y amenaza con hacerme vomitar la existencia, que declaro clara y distinta, lo más lejana de mí.

Caigo en cuenta de mi falta de lógica: ¿vomitar mi existencia y quedar como esencia? ¿Acaso es posible?

Vomito también a los señores lógicos, como hace casi un siglo lo hizo Bretón. Después de todo, ¿que importa tener la razón si el sentir, esclavizante del humano, dice lo contrario?

¿De qué sirve, hijos de Apolo, erigir murallas pretendidamente fuertes e indestructibles, si al mínimo soplo del sentir, hijo de Eros, o de un susurro del ditirambo caen hechas añicos como frágil cristal?

¿Podrían acaso resistir un embate más fuerte, un rito dionisiaco, émulo a un huracán?

¿De qué sirve la esencia, siempre perfecta, si la existencia llena de fango se encuentra? ¿Acaso hay utilidad en saber el porque si de cualquier modo se tiene que seguir caminando por el sendero que erróneamente llamamos vida?

Por otro lado, ¿por qué existir sin que la esencia dé el bálsamo que hace menos tortuoso el devenir? Consuelo de débiles, dicen que es, y con razón: no es necesaria una demostración, basta mostrar lo que es el humano…

Si ni una ni la otra me basta, ¿Qué hay por caminar?

Si Apolo con su pretendida templanza y Dionisio con su desbordante festejo, nada tienen por ofrecerme: ¿a qué númen encomendarme? El portador de una suave voz que viene de la tierra del Erebo y viene acercándose y ensombreciendo todo, aparece en escena frente al antes actor, ahora un montón de huesos y jirones de piel, masa informe.

5 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

The Phoenix dijo...

a jijos! Y esa filípica?

Será que ya todos los posmos no se sienten a gusto siendo posmos?

Pus sí, pero habría que preguntarles a "los hijos de Dionisos" si nomás hay que darle gusto alc uerpo, fandango todo el tiempo y así?

Además de que, claro, Apolo no vive sin Dionisos y viceversa, no se hagan, que incluso pa las quejas, se requiere del "logos" para hacerla de manera humana, si no, serían nomás mugidos.

Jejeje, bueno ya. Aquí pasando vía el bló de la blogstar la Trompetista del Falopio.

Salú!

Sergio.

The Phoenix dijo...

Por cierto, en efecto, yo digo que ahora pal semestre, me andaré ligando a los de nuevo ingreso: me gustan sus rostros candorosos y llenos de ilusión... entre otras cosas.

Así que ya voté en tu encuesta: vivan los nenes de nuevo ingreso!!

Sergio.

el juntacadáveres dijo...

mmm... pues qué le digo¿?... será que preferiría debatirme en otras cosas u otras disyuntivas...

saludos...

B. Rimbaud dijo...

Saludos: Gracias por sus comentarios.

1) Yo no soy posmoooooo quien dijo, lo digo en serio aún no he leído de eso!.

2) Estoy de acuerdo con lo de primer ingreso yomi yomi jejeje.

3) Estoy de acuerdo con que el logos es necesario, pero no superior a ninguna facultad humana, es 'otra' facultad...

Saludos a todos!

Jorge L. Chacon dijo...

Ni modo Bernard, nos toca sufrir "el inconveniente de haber nacido". Saludos sarnosos (ráscale).

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores