Duerme

Author: B. Rimbaud / Etiquetas:







Duerme


Tus labios entreabiertos

con un leve zumbido al respirar

tu cara sin gestos

tus pechos pretextos

de una posible maternidad

toda tú, dormida allí

después de la estampida

de dos cuerpos y el amor.


Tu vientre haciendo un hueco

para guardar mis pistilos de agua luz

tus pies descubiertos

tus brazos abiertos

tu ombligo el universo todo en ti

y yo me fumo tu aliento

después de la batalla

de dos cuerpos y el amor


En tus uñas hay rastros de mi piel

y en mi piel hay sudor del compartido

es sudor de sal que sabe a miel

son tus manos arañando en lo prohibido


Duerme, duerme

que yo aún no sé si estoy soñando

se vino el cielo a este lugar

mientras tu cuerpo aún temblando.

Duerme, duerme

que seré el centinela de tus sueños

que no hallarás uno mejor

que del que acabo de ser dueño.


Tu pelo derramado

llenando de azabache mi colchón

tus uñas pintadas, tus piernas cerradas

tus pliegues en perfecto claro oscuro

y yo creo más en dios

después de la fortuna

de dos cuerpos y el amor

y tú que aún no te enteras que te amo

porque no entiendes el lenguaje de mis manos

mañana al despertar yo te diré

lo que este tiempo por cobarde me callé.


Duerme, duerme

que yo aún no sé si estoy soñando

se vino el cielo a este lugar

mientras tu cuerpo aún temblando

duerme, duerme

que seré el centinela de tus sueños

que no hallarás allí uno mejor

que del que acabo de ser dueño.


Ricardo Arjona

0 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores