Para el autopretendido hombre más frío y racional del mundo

Author: B. Rimbaud /

Mi querido y muy estimado Anónimo (al fin y al cabo usted y yo sabemos quien es, no ¿es así?). Quisiera que antes de leer lo que sigue, deje su diccionario mental para que evite estar corrigiendo acentos y demás mamadas sintácticas por otro lado, ruego deje sus esquemas de argumentos porque esto es todo lo que quiera menos un argumento lógico; así que parto del supuesto de que hará eso (¡como si fuera posible!). Creo que a usted, por algún númen nefasto (sí, nefasto en toda la acepción de la palabra) le fue prohibido (algo externo le castró dicha facultad) como tema tabú, todo lo que se relacione con los sentimientos; al grado que no me lo puedo imaginar (¡Zeus sabe que lo he intentado!) sintiendo frente a los demás, ¿alguna vez sentiste mi estimado como el mundo puede comprenderse en los ojos de una persona? ¿has sentido como pierdes toda tu vida cuando dicha persona te aleja? ¿Has vivido, mi querido anónimo, en la flama? ¿Has sentido el desasosiego que causa la existencia y la no existencia dadas por una persona externa? Sabes, sin duda, que es la causa material en Aristóteles, pero dudo que lo hayas sentido, que hayas hecho tuyo el sentirte inerte y necesitar que alguien externo te moldé entre sus dulces dedos. Ya sé, utilizo demasiado el “has sentido” ¿pero sabes? me importa un carajo, así que continúo, mi estimado: ¿Has sentido la perennidad del universo en los labios de la otra persona? ¿Cómo sentir que te asfixias sin ésta? Te cambió la moneda: ¿Has sentido que la vida no tiene sentido, que el mundo continuará girando a pesar de que tu no puedas continuar con el flujo infinito del devenir? ¿Has sentido la levedad, en toda su expresión? ¿Has probado el rechazo y el desencanto? ¿Has bebido de la copa amarga del dolor y te has dejado penetrar por él en cada célula de tu cuerpo?...Mi querido monstruo frío, ¿Ha sentido, como nunca, como corona de espinas, como ataduras dolorosas, una emoción que inunde todo su ser y le cause las ansías de vomitarla, fuera de sí? Si lo ha sentido, se ha sentido como yo y no tendría porque preguntar si es atención lo que quiero, si por otro lado solo enfoca mis escritos con su torpe miopía racional no encontrará más que pseudos-explicaciones. Pero mi querido monstruo frío, el más frío de los monstruos fríos, yo lo siento he parido todo esto con harto dolor y me ha costado, no venga usted a enredarme con sus preguntas retóricas: ¿qué es lo que quiere saber, si usted ya lo sabe todo? ¿Qué le puedo explicar si ya se ha explicado todo usted? Cualquier cosa que le pueda yo decir está por demás, si no siente, o más bien si pretende no sentir…Y pude habérselo escrito en diálogo, en tragedia, en tragicomedia o ensayo pero ¡ni madres! Le mando mi riñón completo esperando y le indigeste un poco y le saque de su estado de zombi lógico.

6 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Anónimo dijo...

Buena contestacion, perdonareis la falta de ingenio en el comentario pero,hoy no estoy muy lucido ¿que dia lo estoy? je

Anónimo dijo...

YA te habrás dado cuenta, Bernastófanes, que le torpe que escribió primero es un impostor...¡Yo soy el verdadero Anónimo!
En cuanto al texto, no lo comentaré, por el momento. A veces, lo mejor de los sucesos sólo se comprenden bien cuando el tiempo los aleja para que podamos verlos mejor.

Anónimo dijo...

Ambos ineptos y torpes imitadores son.
Yo soy el más frío de los monstruos fríos.
Pero si eso soy yo ¿Qué serán estos dos que me imitan?

Anónimo dijo...

La gran ventaja; mi querido monstruo frio, el más entre los frios; es que el nobre "anónimo" te brinda las facilidades necesarias para que las sombras cubran el rostro de todos. Debo decir que no importa quien es el que escribe, porque en ultima instacia, siempre se escribe para perder el rostro.
El perder el rostro implica que podemos ser todo aquello que realmente sentimos y podemos ser. Nada es más aterrador que saber que sólo podemos trascender en la medida que logramos trascendernos a nosotros mismos. ¿Qué sentido tendría poder trascender nuestro tiempo a través de las ideas si no podemos trascender nuestras propias delimitaciones y condicionamientos? La existencia es mucho más que las concepciones racionales o no racionales que podamos hacer de ella, afortunadamente es siempre mucho más que todo aquello que podamos expresar al respecto.
Es sobre todo saberte humano, como esos instantes en los que te cubre la insoportable pesadez de saberte corrompible, deshonesto, injusto, cruel, rapaz, y con la misma intensidad, profundamente frágil.

La anonimidad es tan permisible que podré decir que agradezco que existe porque me ha permitido decir aquello que puedo decir, "sin que se sepa quién soy yo?...

Lo cuál no implica que algún día llegue a negar que he escrito estas líneas.

Anónimo dijo...

Ser humano, estimado, aún más, amigo. No es otra cosa cosa que decidirse a ser todo aquelo que puede serse.

todo aquello que el delirio y la esperanza puede decirte que puede decirte o que seras.
El pasado sólo puede deitrte qué es lo que puedes ser. el presente te dice lo que eresd. El futuro, irremediablemente, te dirá todo aquello que se presentará a la realidad para existir, pero la irremediable existencia te dirá que aquello que será, el mejor de los mundos posibles, sólo existirá en la medida en que se elija conscientemente crear el por-venir....

Erranteazul dijo...

Anónimo: Y si usted no fuera anónimo,se habría producido el mismo diálogo?

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores