Fruto del tedio y el spleen sabatino

Author: B. Rimbaud / Etiquetas:

Que aterrador es desentrañar entre los arcanos mayores la inexistencia del sentido trágico de la vida.

Todo es anegado por el tedio con su lento y tortuoso aletargamiento del ser: los músculos se mueven despacio, las ideas no se conectan unas con otras, harto difícil es jalar el aire para respirar.

El spleen se vuelva contra el creador que antes se apoyaba en él, y amenaza con devorarlo.



El asquio, como luz en una nueva mañana, inunda lo que antes era una apacible penumbra que dejaba a la creatividad el papel creador, ahora todo es claro.

¡Hartazgo sin límite! Sepultas mi féretro con tus rocas despedazadas.

Las ansias de la destrucción, que me llevaban con vehemencia a la nada, se agotan: mi fuego se va apagando.

De suerte, que la Gorgona llamada realidad me ha visto a los ojos, el entumecimiento y solidificación lenta y dolorosa invade todo mi cuerpo…

¿Hasta cuándo, Febo, volveré a tus ritos luminosos? ¿Hasta cuándo, Dionisos, me encontraré escuchando tu ditirambo? ¿Hasta cuándo, tierno Eros, otra de tus flechas podrá alcanzarme?

1 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

La ninfa vouyerista dijo...

Y yo me pregunto hasta cuadno Baco me soltará de sus embrigantaste garras...

Chale, estoy que me lleva la chingada con los trabajos finales, y tú cómo andas?

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores