Ideales

Author: B. Rimbaud / Etiquetas:

Ideales...

Ideales, eternas efigies que marcan la existencia del hombre ensombreciéndola en un eterno eclipse que desfigura las efímeras líneas que pretenden imprimir la extensión a todas las cosas.

Pinturas tan hermosas que al ser comparadas con un burdo paisaje, se antojan imposibles, lejanas y solo capaces de ser alcanzadas en la realidad onírica.

Agua de la que hace mucho tiempo el nazareno dijo que quitaría la sed de una vez y para siempre...Pero que es inalcanzable para los simples mortales, destinados a beber agua por toda su corta vida.

Hermoso cielo del que hablan los antiguos, edad primigenia que una vez superada y, por ende, pervertida no se vuelve nunca. Y siempre en eterna agonía, con poderosa nostalgia, bajo una lupa de tristeza, se le ve.

¿Para que más metáforas, ideales ensalzados? Constructos mentales paridos por el ansia de inmortalidad del humano.

¿No prueba acaso su inmortalidad, el hecho de que son torturas para el hombre que nada en el mar de lo contingente?

Ideales, lacerantes cual afiladas espadas de una legión de demonios provenientes del mismo averno y mandados en cruzada contra toda felicidad humana.

De sus consecuencias debería derivarse su abolición para toda la raza humana...Pero sin ustedes, ideales, ¿Qué sería la vida humana?

¿Sería el transcurrir de un instante insoportablemente leve a otro igual o de similar levedad? ¿Cómo hilar momentos al parecer contingentes hacia algo más sublime?

¡Oh ideales! Corona de espinas que se cierne sobre la mente humana, manto que envuelve la débil piel del hombre, sol que alumbra la oscuridad eterna que se cierne sobre el animal racional...

0 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores