2 de Octubre (casi se me olvida)

Author: B. Rimbaud / Etiquetas:

2 de octubre (casi se me olvida)

Sé que los gritos de "dos de octubre no se olvida" hace ya semanas que se olvidaron pero hasta ahora me di a la disposición de hacer un comentario referente a la situación que se vivió en Guadalajara.

Después de proyectar algunas películas en un auditorio del CUCSH, algunos amigos me invitaron a la marcha, misma a la que no pretendía asistir, y después de deliberar acepte. Cuando los integrantes de la marcha pretendíamos integrarnos nos dimos cuenta de una diferencia muy marcada en cuanto a quien integraba la marcha.

Por un lado, había gente de la CND (Convención Nacional Democrática); por otro adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona (entre los que se podía contar a anarquistas). Lo que buscaba cada parte era diferente si bien es cierto, pero había algo que nos unía a todos allí (aunque muchos no fueron capaces de verlo) y esto es el grito del pueblo en contra del gobierno, de un gobierno que ya ha escapado a nuestras manos y se le ha olvidado que la sangre que derramó en Tlatelolco debe de ser pagada.

Entre la divisón, los grupos pretendían hacer sus respectivos mitins aparte, cuando la represión brutal de la policía hizo aparición. Mientras algunos anarquistas grafiteaban algunos edificios que se les aparecían; la policía llega y haciendo uso de la fuerza los lleva presos no sin antes golpearlos con toda la saña posible.

Después de más sucesos (como que tomaron el kiosco, negociaciones, etc.) y de ver como los contingentes se disolvían por igual gracias a la acción de la lluvia...ya no queda más que la reflexión...

Punto uno. No importa el delito o la acción, un ser humano es un ser humano y vale como tal; los derechos de los cuales es acreedor siempre.

Punto dos. La diversidad nos enriquece, la unidad de la diversidad nos hace fuertes.

Punto tres. La descalificación de algo no afirma necesariamente otra cosa. Si yo afirmo que la mesa no es gris, no por eso estoy diciendo de que color es (amarillo, verde, etc.). Así, lejos de lanzar propuestas con negaciones, deberíamos de ser propositivos y realmente gritar que es lo que queremos como una propuesta "afirmativa".

Punto cuatro (último). Lo que en México nos hace falta es una propuesta integrativa (considero que no la hay) o integradora; hay una necesidad de asumir con responsabilidad una actitud que nos lleve a construir la nación que queremos.

Si, ya sabemos que no queremos otro presidente que lea a Borgues, que no queremos a un presidente que firme tratados de libre comercio sumiento a nuestra gente en la pobreza, que no queremos a otro que reprima a quien solo busca expresarse.

¿Qué queremos? Una organización hecha por la gente y para la gente, que no abandone al pueblo del que salió. Un gobierno (del sistema que sea) que este para seguir a la gente que lo puso en ese puesto).

El cómo lograrlo es tarea de todos, lo que nos une es buscar los puntos en común y no las diferencias que multiplicarían los grupos hasta el infinito: marxistas, leninistas, anarquistas, zapatistas, pejistas, etc.

Primero, y ante todo somos mexicanos, luchando por construir una patria realmente mexicana...

0 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores