Enten eller

Author: B. Rimbaud / Etiquetas: ,








“Enten eller”, nos dice Kierkegaard esto es: “O lo uno, o lo otro”, elige aunque elijas lo que elijas te arrepentirás y te lamentarás. Lo suscribo: quiero compromiso, quiero comprometerme con lo que soy pero, diantres, es demasiado difícil. Me lamento al quedarme solo, al tener que entrar cada vez en toda esa espesa neblina que he soplado sobre mi pasado para hacerlo más soportable. Me arrepiento, a veces, de abandonar tantas cosas que he dejado de lado. Dudo, siempre, si he tomado el rumbo adecuado: MI rumbo. O lo uno o lo otro, dudo: ¿qué debo de elegir? ¿Cuál elección es más soportable? ¿Qué criterio debo ocupar para elegir lo adecuado? La grandeza del hombre (o si no, por lo menos su peculiaridad, a decir de Heidegger) es ser posibilidad, pero me he hartado de esa posibilidad. Me arrepiento de elegir no elegir, me lamento de no haber decidido en su momento. ¿Por qué a la pregunta “o lo uno o lo otro” no puedo afirmar sin más “o lo uno o lo otro: da igual, venga lo que sea”? Bien lo sé, hay que elegir…Se busca principio esclarecedor, camino que lleve hacia el compromiso, antídoto contra la angustia...

5 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Dario (Más claro que oscuro) dijo...

... el no hacer nada o no elegir que hace o decir, es una elección... Estimado.

Arrepentirse por los caminos tomados?... nunca amigo mío.
Uno es lo que hace o elige, eso es importante. Aplique la filosofía y verá.

Un abrazo... grande o chico, no se cual...

Dídac dijo...

malditos
cuestionamientos,
la anguistia del decidir,
mejor comamos palomitas
y que la experiencia decida.

:) gracias por tus palabras!!

Saludos y abrazos!

Erranteazul dijo...

El arrepentirse es tan humano como el llorar, o como el reír, sin importar si lo queremos o no. Es una reacción natural ante esa experiencia u omisión que a veces es ya irreparable. Pero arrepentirse cuando se está a tiempo de retomar el rumbo, éste que quizá no sea el mejor pero es el que nos llama, entonces, el arrepentimiento es el mejor faro ante nuestra tormenta.
El filósofo, llámese como se llame, nutre sus ideas con sus propias experiencias y no necesariamente son como las nuestras. De ahí que la suya sea su elección, y la nuestra, muy nuestra.
Me he arrepentido muchísimas veces y no puedes tener idea de cómo me ha gustado. Intentarlo se vale.

Carlos dijo...

De lo que hice o deje de hacer jamas me arrepenti, nunca me detengo a pensar lo que gane o perdi...

Saludos mi queridisimo hermoso.

B. Rimbaud dijo...

Dario: De acuerdo mi estimado, elegir no elegir ya es una elección de la cual no nos salvamos... Yo me refiero al momento de elegir la angustia por elegir cualquiera de varios caminos...Después...

Dídac: No cabe duda que los artistas y filósofos estamos en la misma corriente jajaja.

Juntacadáveres: Genial, me gustó tu comentario, hay que agarrarle gusto a los errores.

Carlos: Creo que lee lo que puso juntacadáveres...

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores