Pandora

Author: B. Rimbaud / Etiquetas:

Antes de que abriera la caja de la esposa de Epimeteo, y se desataran sobre mi, males inarrabales, mi existencia era el mantener oculto algo que ni siquiera yo sabía que era.

Pero un día, en singular arrebato, rompí el sello y las desgracias salieron para volverse contra mí. La esperanza quedó, con dubitativos ojos me observó e instantes después, abrió sus alas y se fue también…

Ahora sólo el vacío queda, el sobrevivir día a día se erige como un esfuerzo heroico, el respirar y caminar es el orto alcance del concepto de existencia.

Ya nada me sostiene, los muros derribados dejan que el pesado techo caiga sobre mi frágil cuerpo.

¡Erinias vengadoras, alcancen este cuerpo y denle muerte! He pecado contra su ley. ¿Quién si no fueran ustedes, podría acelerar mi caminar hacia el Hades?



¡Esposo de Perséfone! Manda a algún mensajero por mí, ve que ya llevo el pago del viejo Caronte; date cuenta, infernal númen, que una sombra de tu reino soy, pero que fieras cadenas aún me atan a este mundo, camino de espinas hacia ningún lugar.

Es la razón, perversión de perversiones, quien finca celestial mansión después del flagelante sendero.

Es el Logos quien nos aleja del ser, para que contemplemos el deber, algo que ni en ésta, ni en otra, ni en ninguna vida alcanzaremos.

¿Y tú esperanza, hija malparida de tan envilecedora madre, eres en quién pretendemos fundamentar nuestra existencia?

¡Al diablo con todo! Venga el ditirambo y la vid; y luego, cuando exceso corroa y nos consuma, llévanos príncipe de las tinieblas, guardián del Tártaro, a tu sacro reino…

6 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Carlos Delgadillo dijo...

¿Qué pecados cometiste como para invocar a las Erinias?...

Bernardo dijo...

Las Erinias solo castigaban un pecado...como cuando buscaban sin retardo a Oréstes...hasta que Palas y Loxias lo salvaron y ellas mutaron en Euménides, pero eso aún no pasa...aún voy huyendo hacia Delfos...

Carlos Delgadillo dijo...

Las Erinias castigaban los crímenes fraternos. Nacieron, precisamente, de la sangre (o semen) de Urano cuando fue castrado por su hijo Cronos... ¿Has cometido un crímen análogo, joven hermeneuta?

Carlos Delgadillo dijo...

¿Acaso tu crimen fraterno es haber deshauciado a tu padre viril, y castrarlo en tí al hacerte homosexual? ¿No es eso el equivalente a negarle a tu padre que su sangre trascienda?

Bernardo dijo...

Oréstes, con su afilada y fiera espada a su madre asesinó para vengar a su padre, aunque lo de Cronos también tiene lo oscuro que tanto atrae...Y pues para ese tipo de interpretaciones mejor con mi psicoanalista mi querido amigo...y para ejemplo los entrenadores de caballos que son pocos pero hacen mejor su trabajo que todos y las mayorías...ya lo dijo Platón.

Carlos Delgadillo dijo...

Ja, ingenuo, el psicoanalista es un sofista, usurero del alma. yo, en cambio, nada cobro y me desprecias. Allá tú, similar a Calias malgastas tu fortuna rodeándote de lenguas largas.

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores