Desierto Existencial

Author: B. Rimbaud / Etiquetas: , , ,




La épica de Gilgamesh con sus torrentes e inundaciones de alcohol y lágrimas ha muerto. Los grandes tiempos acaban con una lluvia de centellas a la que precede una silenciosa y larga noche émula a la eternidad de los tiempos. No hay forcejeos en el cielo abierto: las nubes se han desvanecido. La luna no perturba con su torpe luz. La lucha porque amanezca parece inexistente pero es la obscuridad la que cubre todo discretamente, pero ese manto es más pesado que la Roca de Sísifo: impregna, corrompe, asquea, asfixia y lacera finamente. No termina de amanecer nunca, la aurora no clarea, las capas de aire enrarecido siguen sin moverse de lugar alguno. El ser no conoce otro estado que el de la nausea existencial. ¿Esperanza? ¿Qué es eso? ¿Ilusión? ¿En qué arcano lenguaje se formula tal cuestión? Deseo? ¡Tantas teorías se han dicho al respecto de eso! El corazón no produce más lágrimas, lo peor no es el desierto o la noche, sino la tortuosa combinación de la penumbra en las dunas de la arena infinita.




0 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores