Sigues aquí...

Author: B. Rimbaud / Etiquetas:

Aún no se borran tus caricias de mi piel. Y mi boca tiembla esperando tus besos. Una tristeza suave, pero desgarradora, empaña los cristales de mis anteojos. Movimientos de ansiedad recorren, como descargas eléctricas, todo mi cuerpo. Y vuelven los sueños, uno tras otros, donde tus manos me recorren y mis labios ruedan por todo tu cuerpo, hasta llegar a tu centro, después los embates de tu cuerpo contra el mío que culminan en la explosión de tu universo en mi universo para formar uno solo. Despierto acariciándome y evitando sentir lo frío de un mundo sin tu compañía. Ya no hay domingos felices y los sábados mueren ahogados en alcohol teniendo como escenario su fallecimiento en burdeles de mala muerte. La rutina no es soportable y las noches son tan pesadas que no me permiten levantarme. Los horizontes no son deshechos por la salida del sol y la luna menguando permanece. Los nubarrones se esparcen por el cielo, la tinta se agota y de los ojos, enrojecidos, ya no derraman más lágrimas, ya no hay más agua para ello…

5 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Isauro Díaz García dijo...

Supongo que aun duele, o mejor aún; no parece tener fin. Como siempre buena cadencia pero esta vez es com un grito desesperado de ayuda, un eco que se repite más claro. Pobre de áquel que sienta esto que dices. Suerte que cada dia esta la oportunidad de una nueva cura. Ojalá la encuentres pronto. Saludos desde China.

Dario (Historieta de la oscuridad) dijo...

... si bien sentir es parte de esas cosas que no sabemos hasta que nos toco, tambien es bueno sentirlo. Los recuerdos son masturbadores, más que turbadores, y uno debe tomarlos como parte de querer y querer más. Sin pisar lo que uno intenta hacer, más que deshacer (no sé si tiene sentido, pero quedó re lindo).
Otra cosa, es mejor ya no llorar más lágrimas de recuerdos felices, en lo profundo es tan injusto y atrevido, pues has amado. Recordá que muchos aún no han logrado llegar a este nivel y lloran por perder solo una vez. Los que hemos perdido varias veces entendemos que podemos seguir perdiendo y si lloramos termina siendo la nube que nos tapa el reflejo de la realidad que vivimos.
Y los bares, los burdeles de mala muerte y el alcohol son signos buenos, uno siempre extraña su condición de cazador... reforzando lo que uno quiere, seguir para adelante.

y no te preguntes... quién me ha robado el mes de abril? disfruta de su ausencia...

Besos...

Darío.

Erranteazul dijo...

Su alma brillará hasta cubrir la tuya, y con todo, no será bastante. Porque estar y no estar será quizá la mayor de las crueldades. Involuntaria, sí, pero eso no mengua el dolor ni la nostalgia. Mas "sigues aquí", y aunque duele, sería mortal saber que se ha ido.
Es tan sensible...

Dídac at dídac dijo...

nos fundimos en la penumbra, en anciedad de respirar, duele hasta hablar...y cuando el sollozo alarido del llanto inconsolado, te perruba eel alma, despues de todo pero despues de todo sigues aqui, flagelando el alma y cusando el dolor, unos dicen que para sabewr si realmente vives el dolor es la prueba de todo... sigues vivo.


:)

B. Rimbaud dijo...

Isauro y Dario: Gracias por su comprensiòn y apoyo...

Errante y Dìdac: No esperaba menos...

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores