Oda a la destrucción

Author: B. Rimbaud / Etiquetas: ,

Dime efímero mortal si has sentido alguna vez las ansias de la destrucción. Confiesa tus instintos más violentos que arrebatan de tu ser hasta los más altos ideales. Declara como la furia te invada y carcome tus entrañas, luchando por salir a la superficie. Sin más miedo, deja que toda la ira que hay dentro salga, pues busca reunirse con lo que todo se vuelve uno. Solo en la violencia desgarradora del ser se logra fragmentar el principio de individuación. Es en el caos de la destrucción, y no en la armonía del orden, donde encontramos la posibilidad de la plenitud. Solo los azotes que hacen brotar la roja sangre nos devuelven la humanidad perdida por los instintos sublimados hacia toda moral y, en última instancia, el amor. No son las ansias de evasión las que te invaden, las ansias de la destrucción las trascienden. En la evasión hay imposibilidad, en la destrucción hay posibilidad, pero dolor mucho dolor. ¡Que todas las cicatrices sangren! ¡Que las heridas no suturen nunca! ¡Vengan dioses, dadores de vida, y pongan sobre nuestras sienes la divina corona de espina! ¡No queremos crucificados ni ser crucificados: nuestro dolor y nuestra ira son más grandes que todo eso! Tampoco aspiramos al vía crucis, ni mucho menos a la tragedia: ¡lo primero que hemos roto son los rosarios y las máscaras! ¡Que nuestras uñas crezcan afiladas, que con ellas podamos cortar nuestras venas de un tajo! ¡Ah dolor e ira, hermanos gemelos paridos al mismo tiempo que la vida, vengan e impregnen con su esencia nuestra causa! ¡no más cáliz, nos provoca nausea! ¡Que corran los ríos de sangre!

7 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

el juntacadáveres dijo...

tengo que releerlo... no sé, no encuentro el motivo... el impulso para hablar como hablas...

Swirlies dijo...

Tal vez la destrucción, en contextos más atómicos, tiene más valor de organización de lo que nosotros creemos.

Nube Viajera dijo...

Quiza en algun momento..., no es un sentimiento que este conmigo en este momento.

te dejo besos de nube

Dídac dijo...

Me acuerdo, y tambien lo sigo haciendo.. que como es, la euforia de destruir todo, el ente.. como el cuerpo derrama morfina o endorfina, y lo sientes en todo el cuerpo, te exaltas, y por momentos pasa por tu mente, que esto es la vida, destuir por necesidad del placer, que la vida es un placer... aunque estemos aveces, encontra del Hendoismo... la vida, (y le agrego un adjetivo mas a esta palabra "vida") es tan simple una destruccion indomita.

que hubiera pasado si no habrian echo la segunda guerra mundial?.. no huebieramos tenido, los medicamentos que se crearon en esa epoca.

yo creo que, la definicion de destruccion se mezclo con constumbres meramente estupidas, por eso hoy en dia es tan "mala"...

en fin, la vida es tan compleja.

Saludos mi estimado B. Rimbaud!!!... ya se te extraña, estoy apunto de terminar el final de mi cuento "loxes", espero que esta vez lo leas eeh, es mas fuerte que el anterior... jijijiji..

Dídac dijo...

Lo he publicado,

Lo heeee publicadoo!!!!!!!!

Carlos Delgadillo dijo...

De lujo, vayan y vean documentales en mi blog (espero no le moleste a Rimbaud hacerme publlicidad aquí):

http://esperandoaetacarinae.blogspot.com/

albertopaciano dijo...

no mames

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores