A menudo, hacen falta metáforas para expresarme. No me jacto de haberlo conocido todo, pero algo sé de la vida: en cortos instantes se ha sentado al lado mío y terribles y profundos secretos me ha contado. Pero expresarlos ha dejado de ser la eucaristía de mis días. Harto tedioso se ha vuelto, bastante repetitivo como la vida misma. ¿Faltan formas o contenido? Lo cuestionable, nuevamente, es el sentido de expresar el sentimiento mismo. Alguna vez lo dijo Camus, lo que le hace falta tanto a los momentos tristes como los felices es un punto de explicación. Y creo que me encuentro en el momento en que mi ser entero clama por ese sentido, antes solo a nivel conciente pero ahora ambas divisiones se desgarran mostrando el abismo que se vuelve la existencia en sí misma. Juro que no le entiendo a Nietzsche, la alegría y el eterno retorno de lo mismo no puedo interpretarlo (y sentirlo, en la más amplia significación de la palabra) más que como absurdo derivando de ello tedio, spleen y levedad. He observado, con mirada escrutiñadora, dicha circularidad más aún: la he vivido. Y ¡ay de mí! ¿cómo enfrentarla? ¿se puede escapar de ella? A menudo, hacen falta metáforas para expresarme…

4 Interpretaciones, fantasías, idealizaciones:

Dídac dijo...

Nos hacen falta vidas, para conocer todo el ente.
Vas Concelos dijo que hay que "Revulsionar nuestra alma", cosa que es cierto, pero dificilmente se alcaza.

A mi me falta colores para abstraer cada esencia del mundo.

Un saludo y abrazo!!.. que tengas buen fin

el juntacadáveres dijo...

que lindo esto que escribes... bastante cierto en parte, también discutible...

saludos...

Erranteazul dijo...

Tu tarde en
su tedio
recordó mi abismo!

B. Rimbaud dijo...

Dídac: ¿No será que falta el sentido que nos indique que colores?

Juntacadáveres: Claro que es discutible...es humano.

Errante: Toda vida es un abismo.

Se produjo un error en este gadget.

Twitter

Seguidores